EducaSex
SEXO POR COMPLACER O CON PLACER

Es gozosa la experiencia sexual ¿Lo haces porque quieres o porque debes de?

Damos por sentado que cuando hay todo el escenario para un encuentro sexual este tiene que suceder.  Supongamos que ya lo acordaron y llego el día, te pusiste tus mejores galas, estás en el lugar propicio, no hay interrupciones, él llevó una botella de vino y cuentan con varias horas.  Ya está todo puesto ¡mmm! que rico ya es hora, hay besos y caricias intensas.  Todo perfecto sin embargo es muy común que algo pase y se rompa este encanto, quizá se excedieron las copas y ya “no sientes lo mismo”. Puede ser que haya habido un maltrato, una confusión de nombres, vino el recuerdo de otra persona, te llegó un olor o un dolor desagradable, puede haber llegado a tu mente un sentimiento de culpa por infidelidad o arrepentimiento o se les olvidó llevar condones.  Aquí la lista puede ser más extensa pero es un momento difícil para decidir,  porque se generaron ya todas las expectativas y dar un paso atrás va a generar enojo, rechazo, chantaje o que pienses que al decir “no ya no quiero”,  haya una dura consecuencia,  que puede terminar en ruptura o distanciamiento.

¿Qué haces con esto?  Bueno lo primero importante a hacer es expresar que ya no quieres, sí ya sé esto requiere valor, porque sin duda va a generarse algo con tu pareja y seguramente no quieres provocar un disgusto, sobretodo porque previamente habías aceptado.

Requieres saber que al tener sexo en contra de tu voluntad generarás en tu cuerpo una respuesta hostil, ya que al sentir el acto como un “ataque” las células de tu cuerpo se cargan de acidez, lo cual son toxinas.  Los malestares pueden ir desde irritación, secreciones extrañas acompañadas con olor, infecciones vaginales y en vías urinarias.  Todo esto se va a manifestar hasta dentro de un margen de 72 horas, no es necesariamente inmediato pero seguro sucederá.

Una relación 100% deseada y gozosa sólo va a traer más vitalidad y alegría por vivir y cuando no es así sucede lo contrario.  El acto sexual es el único que tiene el potencial de crear una nueva vida así que es un derroche de energía creadora extraordinaria. Todos, sin importar si es hombre o mujer se pueden beneficiar y volverse mejores personas y más sanas con esta práctica.

Revisa que tan frecuentemente después de un encuentro se manifiestan en tu cuerpo dolor, secreción, infección, irritación o sangrado ya sea en órganos sexuales, cadera o espalda baja. También otras secuelas son comunes como el dolor de cabeza, gripe o fiebre.

Entonces, sí es conveniente hacerlo pero con placer para ambos, buscar sólo complacer al otro te hará daño y no es lo que buscas ni mereces, date la oportunidad de expresar lo que realmente quieres, si la persona con quien estás te quiere o te respeta lo podrá entender y si no, pues ese es ya su problema y tendrá que aprender a manejarlo y crecer porque en la vida nada es seguro y para ti es un regalo de vida aprender a decir no a tiempo.

Autor

Relacionado

Contacto

(229) 260 94 48

contacto@yemlarevista.com

Promociona tu marca, empresa o negocio con nosotros y empieza a ver resultados de forma inmediata. Aceptamos sugerencias :-)

@YEMlarevista / instagram
suscribete a nuestra
lista de correo